Sobre cuando decidí convertirme en virtuosa

Proyecto en residencia en el Centro de Artes La Praga (Madrid)

La residencia es parte de una investigación a largo plazo sobre la danza como actividad virtuosa. El filósofo Italiano Paolo Virno define “virtuoso” como aquel que tiene la capacidad de no dejar huellas tras su actividad laboral (2006). 

La definición de Virno me ayuda a ver la danza como el virtuosismo por excelencia, ya que es una actividad que no deja ninguna huella concreta tras sus aparición en el espacio.
Además, solo existe porque hay alguien que la mira, es decir, no puede prescindir del encuentro con otras personas. Mi idea es de desarrollar una practica física para descortezar el cuerpo y el movimiento permitiendo la emergencia de pequeños detalles.


Mas sobre el proyecto aquí!

  1. Intro
  2. Esto es el tiempo de la espera
  3. You stand on your own experience, not on the floor
  4. Por lo menos es estar presentes, si no, no tiene sentido. Conversación con Nazario Díaz
  5. Sobre las flores desintegradas. Conversación con Javier Arbizu