español

Mi trabajo coreográfico se basa en la investigación práctica y teórica como proceso necesario para plantear preguntas sobre el cuerpo, el mismo proceso artístico y la danza como una práctica no- representativa. 
Veo la coreografía como una práctica para crear las condiciones para que puedan emerger movimientos corporales y mentales, visibles y no visibles.
Me interesa crear espacios de conocimiento común, y veo la danza como una práctica para encarnar el diálogo, y la tensión, que existe entre saber y no saber como distintas dimensiones de la vida.
Relaciono estas dimensiones con la capacidad de percibir, sentir, leer y analizar el mundo que nos rodea, y con cómo nos acercamos a las cosas. 
Busco articulaciones para dar forma a la enorme complejidad que conlleva un cuerpo en movimiento, su relación con el espacio y su necesidad de relacionarse con el tiempo.  
Me interesa cuestionar el encuentro en vivo, el hecho básico de estar juntos para compartir un espacio para un cierto periodo de tiempo. 

Nacida en Italia en 1981, Annika es coreógrafa, bailarina e investigadora en el campo de la coreografía contemporánea. Después de una breve carrera como bailarina para otros coreógrafos (como Adriana Borriello, Simona Bertozzi y Alessandra Sini), empieza su propio trabajo en 2007 con la pieza “Solitudo” y desde entonces ha creado piezas escénicas, obras site specific y film de danza. Su formación en el ballet clásico ha sido fundamental para su comprensión de la técnica y el principal motivo para descubrir y estudiar las prácticas de la danza contemporánea, que han inspirado e influido en su investigación de un movimiento e interés coreográfico personal. Sus últimas piezas Dances beneath the Oak y los proyectos Piazza y The Third Table son fuertemente informados por la relación entre la investigación práctica y teórica, que ha comenzado a desarrollar durante la MA de coreografía en ArtEZ en Arnhem, donde se graduó en 2014. Su trabajo se ha presentado en varios teatros y festivales, como el Rotterdamse Schowburg de Rotterdam, el Museo Reina Sofía en Madrid, el Festival Diskurs ’15 de Giessen, el Dock 11 en Berlín, el Festival de Santarcangelo, el Museo MAK /de Viena, el Atelier RE.AL en Lisboa y el Centro Danza Canal en Madrid. Desde el 2014 colabora con la diseñadora Erica Preli para el proyecto Table Conversation, una publicación que involucra artistas de varias disciplinas sobre un diálogo acerca de las metodologías y practicas artísticas.